+ -

El Carnaval

Indice del artículo
El Carnaval
Personajes
Tours de Carnaval
Todas las páginas

 

El carnaval constituye la celebración más importante, trascendental, colorida y alegre expresión de la cultura popular dominicana y que tiene como protagonista principal a todo el pueblo. Es una tradición recreativa de pura libertad e integración y una expresión de la identidad dominicana en donde la exageración, el sarcasmo, lo insólito, lo satírico, lo inédito, lo atrevido, lo grotesco y lo imaginario son sus características fundamentales.

 

Según datos históricos, los orígenes del carnaval en la isla se remontan antes de 1520, durante la colonización, aunque algunos investigadores aseguran que las primeras manifestaciones en La Hispaniola y en América se realizaron en febrero de 1520 en lo que es hoy parte de las ruinas de La Vega vieja, con motivo de una visita de Fray Bartolomé de las Casas, en donde sus habitantes se disfrazaron de moros y cristianos.

 

Se cree que estas celebraciones estuvieron vinculadas con algunas celebraciones religiosas, aunque más tarde pasaron a formar parte de los festejos propiamente carnavalescos. Ya para 1795 hubo carnavales para las fiestas patronales en honor a Santiago Apóstol, para Corpus Christi y para las Carnestolendas en la ciudad de Santiago.

 

La costumbre de disfrazarse durante las festividades religiosas casi desapareció durante el período de la ocupación haitiana, entre 1822 a 1844. Sin embargo, esos disfraces regresaron luego de la independencia del país el 27 de febrero de 1844 y se dejaron de asociar a las fiestas de la iglesia, convirtiéndose en verdaderos carnavales celebrados en las carnestolendas, es decir, durante los tres días previos al miércoles de Ceniza y quedando consagrado el mes de febrero como el mes del carnaval en República Dominicana.

 

Cada domingo, durante el mes de febrero, distintas ciudades del interior del país llevan a cabo sus desfiles, siendo el carnaval de La Vega el más popular y el más reconocido internacionalmente; mientras que, en el malecón de la ciudad de Santo Domingo, se efectúa el gran desfile nacional de carnaval, que bien puede ser el último domingo de febrero o el primero del mes de marzo.

 

En este majestuoso desfile participan los principales grupos y personajes de las provincias y sectores de la capital, organizados en decenas de carrozas y comparsas, conformando un vistoso y multitudinario evento con el que finaliza toda la celebración carnavalesca, la cual incluye el reconocimiento y la premiación a las mejores representaciones en diversas categorías, por parte de los ministerios de Cultura y de Turismo.

 

A nivel privado, el país cada año también celebra su carnaval, con la famosa y tradicional Gala de Carnaval que se realiza en el teatro La Fiesta del hotel Jaragua, un hermoso espectáculo con una gran producción artística, que incluye excelente coreografía, escenografía y otras atracciones.

 

En cuanto a la influencia foránea que tiene el carnaval dominicano, es innegable que su mayor aportación proviene de la cultura española, sin embargo, tiene importantes contribuciones africanas y también de otros países que ha ido absorbiendo con el paso del tiempo.