Rumbos, 02/17/2019

Alegría, luz, color, aguas mansas y playas de arenas doradas: todo en un destino muy parecido al paraíso.

República Dominicana es el destino ideal para quienes buscan placer, descanso y diversión. Con las increíbles playas del Caribe y también del Atlántico bañando su territorio, este paraíso tropical se destaca por una versatilidad que lo hace atractivo para todo tipo de viajero. Allí, los amantes de la naturaleza disfrutarán de alucinantes playas con actividades acuáticas o paseos en barco, mientras que los viajeros más cosmopolitas pueden hacer un turismo más citadino visitando lugares como Santo Domingo o Puerto Plata.

Puerto Plata

Ciudad por descubrir

A pocos kilómetros de Santo Domingo se encuentra la turística ciudad de Puerto Plata, situada entre la montaña y el mar Pacífico. Desde allí se puede recorrer la selva tropical en teleférico y llegar a la cima de la montaña, con increíbles vistas panorámicas. Sus mansas playas invitan a quedarse el día entero, pero los más inquietos pueden hacer la excursión Charcos de Damajagua, un recorrido por 27 pozos y cascadas a través de senderos y caminos con un paisaje majestuoso. Frente a la Plaza Independencia de Puerto Plata está El Bergantín, restaurant construido en una casa colonial, donde sirven los mejores pescados y mariscos de la zona.

Bahía de Samaná

Una joya escondida

Esta maravilla poco conocida por el turismo se encuentra al norte del Atlántico. Una vez allí, vale la pena tomar un barquito hacia la isla Cayo Levantado (un recorrido de 9 minutos). De agua transparente y arena blanca, es una de las playas más lindas de República Dominicana. La mitad del lugar pertenece al Hotel Luxury Bahía Príncipe y tiene además una gran área abierta al público. El Parque Nacional los Haitises ofrece una excursión en barco por las impresionantes rocas que sobresalen del mar donde, además, se pueden apreciar aves y -con algo de suerte- avistar ballenas.

Santo Domingo

En la ciudad de Santo Domingo, la hermosa capital de República Dominicana, podrás apreciar los vestigios de la época colonial presentes en sus edificios, plazas y parques. La ciudad se encuentra situada sobre el mar Caribe, en la desembocadura del río Ozama. A no perder la oportunidad de pasear por pintorescas calles como la del Conde, Las Damas y Las Mercedes, admirando las casas de estilo colonial y monumentos como la imponente Fortaleza Ozama, un ícono histórico de la ciudad cuya construcción data del siglo XVI. Los turistas más curiosos pueden tomar el Tour del Cacao, en el que aprenderán a hacer chocolate, preparar su propio jabón y degustar el mejor dulce que hay en la isla.


https://viapais.com.ar/rumbos/863045-republica-dominicana-el-eden-caribeno/

Start typing and press Enter to search

Send this to a friend